La reina de las flores, la pintora Rachel Ruysch

Ya sabéis que acabo de lanzar las chaquetas flores, dentro de la colección de tu cuerpo crecen flores que poco a poco va creciendo. Y por eso he realizado tres entradas de tres mujeres pintoras maravillosas que pintaron este elemento como nadie, porque si pienso en flores no sé a vosotros pero a mi me viene a la cabeza esta gran artista: Rachel Ruysch.

¿Y quién fue Rachel Ruysch?

Que Rachel Ruysch fuese hija de un botánico puede que definiese su vida, y la historia del arte. Una artista que se especializó en el bodegón de flores ya que su padre: Frederik Ruysch, desde que era pequeña tenía un montón de flores y rarezas naturales en casa. Me imagino a una pequeña Ruysch rodeada de flores, plantas, minerales e insectos y fascinada por tantos tesoros y descubrimientos, puede que fueran los que le empujaran a querer pintar con tanto detalle y delicadeza, como esa naturaleza que pintaba.

Destacó desde muy joven

A los quince años ya empezó como aprendiz en el estudio de un artista, Willem Van Aelst, también conocido por sus pinturas de flores. A los 18 años se había convertido en una pintora capaz de vivir de sus cuadros y de su arte de manera independiente. Y así lo hizo hasta años después, casi a los treinta, que se caso con un retratista, Juariaen Pool, con el que tuvo 10 hijos, aunque esto no le impidió pasar toda su vida pintando, en concreto hasta los 83 años, 3 años antes de morir y dejar un centenar de pinturas para la posteridad.

Detalle de flores de Rachel Ruysch

Más famosa que uno de los pintores más importantes de la historia

Ambos ingresaron en el gremio de pintores de La Haya, y fueron muy respetados. A ella se la requirió para ser pintora de la corte para el príncipe. Después de la muerte de este regresó a Holanda y permaneció trabajando para destacados clientes.

Tuvo mucha reputación y fama, y era alabada por sus contemporáneos, vendió sus cuadros por el doble de lo que vendió en vida otro famoso que quizás os suene más: Rembrandt.

Rachel Ruysch fue una artista que se hizo así misma a través de su minucioso y delicado trabajo lleno de elegancia. La reina de las flores, que por eso no podía faltar, ya que acabo de sacar la preciosa chaqueta flores, y quien sabía más de flores que Rachel.

Como curiosidad cuando murió en 1750, once poetas decidieron dedicarle sus respetos a través de poemas, y es que Rachel Ruysch es una de esas mujeres que inspiran, en el siglo XVII y ahora, ahora y siempre.

Espero que os haya gustado conocer a Rachel Ruysch o los que ya la conocíais saber un poco más sobre ella. 🙂

Por si os ha gustado el tema también tenéis otras entradas de blog de otras dos grandes mujeres pintoras y reinas de las flores: Georgia O´Keeffe y Clara Peeters.

 ¡Hola!

¡Hola!

Me llamo María y mi marca Crisálida.

Crisálida son ideas transformadas en diseños de todo tipo, con los que te invito a soñar y te cuento historias en cada colección a través de ellos.

Aquí encontraréis la puerta que abre mi casa, con pequeñas reflexiones del proceso que ya forma parte de mi vida.

INSTAGRAM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crisálida es una marca de productos creativos con sede en España en la que creamos pequeñas colecciones inspiradas en una historia cada año.

Impactos: 9

error: