DISEÑO

Crisálida principalmente empezó por mi amor al diseño. Quiero que el diseño, el arte, la artesanía y el color sean todo uno. Unos valores unidos a mi forma de trabajar y de diseñar.

Por eso el diseño es uno de los grandes principios de la marca. Admiramos a muchos diseñadores, y Dieter Rams además de ser uno de los más importantes de la historia y del siglo XX es uno de mis favoritos. Una persona a la que admiro mucho y a la que siempre tengo en cuenta con sus 10 principios sobre el buen diseño cada vez que hay que empezar a crear algo nuevo:

1. INNOVACIÓN

El buen diseño es innovador.

La innovación tiene que ser un principio básico en cualquier empresa que quiera avanzar y mirar hacia el futuro.

2. UTILIDAD

El buen diseño hace a un producto útil.

Queremos que nuestras compras sean conscientes y pensadas, que nuestros productos se usen y tengan una larga vida. No queremos prendas abandonadas en el armario, queremos que te la pongas, que la disfrutes, y que forme parte de tu vida y de tu historia.

3. ESTÉTICA

El buen diseño es estético.

La belleza siempre la tenemos muy presente para diseñar. Un buen producto tiene que ser bello, te tiene que hacer sentir bien. Como decía William Morris: “No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o que no consideres bello”.

Y si es útil y bello mejor que mejor. 🙂

4. COMPRENSIBLE

El buen diseño hace a un producto comprensible.

Un buen diseño habla por sí mismo. Para entender nuestras prendas sólo te basta con mirar.

Te empoderan, están llenas de libertad, de valores, de belleza.

5. SENCILLEZ

El buen diseño es discreto.

Que llame la atención no está reñido con la sencillez.

La elegancia sin renunciar a la modernidad.

6. HONESTIDAD

El buen diseño es honesto.

La honestidad como bandera. La humildad en todo lo que hacemos.

Valorando a todas las personas que forman parte del proceso de la marca, fabricantes y proveedores, colaboradores y clientes.

7. ATEMPORAL

El buen diseño tiene una larga vida.

La atemporalidad como la mejor opción, fuera de tendencias.

Porque el buen diseño es para toda la vida.

8. LA IMPORTANCIA DE LOS DETALLES

El buen diseño es consecuente en sus detalles.

Cada detalle es importante y marca la diferencia. Nunca hay que dejar nada al azar, cada parte del diseño cuenta y lo hace más especial. Desde las etiquetas hasta como te llega a casa.

9. SOSTENIBLE

El buen diseño respeta el medio ambiente.

Calidad, respeto, y ética ante todo. Las personas como prioridad, el valor de la tradición y de la artesanía, las personas que trabajan con las manos pero sobre todo con el corazón.

10. MENOS PERO MEJOR

El buen diseño en su mínima expresión.

Del menos es más al menos pero mejor, menos pero de más calidad.

Este es mi arcoíris particular, y mis principios grabados a fuego para crear. 🙂

Crisálida es una marca de productos creativos con sede en España en la que creamos pequeñas colecciones inspiradas en una historia cada año.
T R A N S L A T E »