La última novedad en relación a nuestra colección Quédate Luna, han sido las carteras de Edición Limitada en colaboración con Cristina Carmona, una ilustradora que hace cosas preciosisimas.

Conocí a Cris a través de un proyecto que yo organizaba en Salamanca, la Galería Urbana. Ya la fiche y la he estado siguiendo desde entonces. El año pasado surgió la ocasión de hacer la colaboración y llevamos planeando todo desde hace un año.

Quería que tuviera relación con la colección así que le pedí a Cris que el estampado estuviera inspirado en la Vía Láctea y en sus mitos, que son muy interesantes, y me parecía que estaban muy en relación con su trabajo y podían dar juego a la hora de hacer el estampado.

Por ejemplo los Vikingos creían que la Vía Láctea llevaba al destino de las almas de los muertos. Los celtas aseguraban que se dirigía al castillo de la reina de las hadas. Las alegorías chinas y japonesas se refieren a ella como un río de plata celestial. Los mexicas o aztecas y otras culturas mesoamericanas creían que era el dios Mixcoatl (Serpiente de nube) que serpenteaba por el cielo nocturno, dios de la cacería, de los sueños y carcelero de los monstruos estelares. Para las tribus de África esa visión de nuestra galaxia era la columna vertebral de un gran animal que sujetaba el cielo. De esa forma, pensaban, evitaba que se les cayera encima.Para los Mayas nuestra galaxia era el Árbol del Mundo. Y el mito de los pelasgos de la creación afirmaba que en un principio Eurínome, la diosa de todas las cosas surgió del Caos, pero no encontró nada sólido en donde apoyar los pies y a causa de ello, separó el mar del firmamento y danzó solitaria entre sus olas en dirección sur…

Me parecía tan bonito e inspirador que este fue nuestro moodboard.

Mientras Cristina dibujaba, en su cabeza resonaba este poema.

Piel de leche y zafiros, serpiente.
Pareces saber también de mi:
toma este corazón y cruza la oscuridad.
Guarda cada destino sobre tu pálida espina,
en tu danza de noche vigila su rumbo.

Cristina Carmona.

 

Y así, cuando menos lo esperaba, se creó la belleza.

[…]

 


 

Historias de Crisálidas: CRISTINA CARMONA SAUCEDO

 

Y por eso hoy os quiero hablar también de Cris y mostraros un poco de su precioso trabajo. Ella se dedica a la ilustración y al diseño gráfico. Estudió Gráfica Publicitaria y Bellas Artes, y desde entonces intenta encontrar un equilibrio entre lo analógico y mancharse las manos, y lo digital.

 

A mi en concreto me encanta lo personal que es su trabajo, la potencia de las imágenes que crea, y lo orgánico, porque siempre tiene una relación con la naturaleza.

 

Espero que os haya gustado esta colaboración tanto como a mi. 🙂

Nos vemos pronto, ¡un  fuerte abrazo!

 

error: